Cómo abrigar a un bebé recién nacido

Publicada el 14 abril, 2014 por admin

Saber cómo abrigar a un bebé recién nacido puede ser desconcertante, sobre todo porque si estamos en invierno por lo general creemos podrá pasar frío. Aprende a cómo abrigar a tu bebé sin pasarte, a continuación.

Las primeras veces que abrigues a tu bebé puede resultarte un tanto estresante; a los bebes no les agrada tener frío y suelen llorar mientras los vistes, ten paciencia intenta hacerlo rápidamente pero sin movimientos bruscos en un ambiente cálido y agradable y habla con vos suave para tranquilizarlo. Procura tener ambas manos libres y apoyar a tu bebé sobre una superficie cómoda y segura para vestirlo.

Vistiendo al recién nacido

Todo lo que debas meter por su cabecita, debes estirarlo antes para que el roce con su rostro sea mínimo o nulo y pase con facilidad.

A la hora de meter los brazos por la prenda también tienes que ensancharla todo lo que puedas para pasar sus bracitos.

como-abrigar-a-un-bebe-recien-nacido-2.jpg

Cuánto abrigo necesita un recién nacido

A todas las madres nos encantan las camisetitas y batas trabajadas y con dibujos infantiles, pero éstas quedarán para más adelante cuando el tiempo sea más cálido.

Los chalecos son ideales para los bebés, en primer lugar porque son muy fáciles de poner, en segundo porque si notas que tiene calor puedes quitárselo muy rápido sin que apenas se entere y tercero, porque abrigan su pecho y les permite tener más libertad en sus brazos, algo que a los bebés les encanta.

La chaquetas de punto y los gorros son imprescindibles a la hora de abrigar a un bebe recién nacido.
Al margen de saber cómo colocarle las prendas a tu bebé y de conocer cuáles son las mejores y más cómodas para abrigarlo también hay que usar el sentido común.

como-abrigar-a-un-bebe-recien-nacido-3.jpg

Para no equivocarte a la hora de abrigar a tu bebé, lo mejor es que te observes a ti misma y lo vistas con igual cantidad de capas de ropa.

Además de tener una manta o capa de lluvia para cubrirlo, hay que tener cuidado con respecto a los cambios de temperatura, ya que éstos sí que pueden afectarle. Por ejemplo al bajar del coche, o al salir del interior de la casa o ambiente cerrado al exterior es necesario colocarle más ropa.

No es bueno exagerar con el abrigo, por eso vístelo siempre de acuerdo a la temperatura que tu percibas que hace.

¿Qué otros consejos puedes aportar para abrigar a un bebé recién nacido? ¡Anímate! Otras mamás querrán leer tus sugerencias.

Deja Un Comentario